Facebook Twitter Instagram Youtube

Historia



El origen del Instituto Botánico de Barcelona (IBB) se encuentra en el Museo de Ciencias Naturales, creado en 1882 con las colecciones que el naturalista Francesc Martorell Peña (1812-1878) legó a la ciudad de Barcelona.

Un pacto en el Ayuntamiento de Barcelona entre los regionalistas de la Liga y los republicanos sentó las bases en 1916 para la transformación del Museo. De la mano de Josep Maluquer Nicolau se dieron los primeros pasos de lo que debían ser los tres grandes museos de ciencias naturales (de zoología, geología y botánica). Se partió de las colecciones naturalistas existentes y de las cedidas por la Institución Catalana de Historia Natural, y se contó con la participación de la Mancomunidad, primero, y de la Generalitat después. En 1917 el doctor Pius Font Quer (1888-1964) se incorporó al Departamento de Botánica del Museo.

No fue, sin embargo, hasta el año 1934 que se creó el IBB. Entre 1917 y 1937, Font Quer desarrolló intensas campañas de recolección, adquirió importantes fuentes bibliográficas y también destacadas colecciones de referencia con el fin de reunir un gran herbario del Mediterráneo occidental. Se empezaron los trabajos de construcción de un jardín botánico en 1930, aprovechando las canteras de La Foixarda. Finalmente, en 1940 fue posible trasladar el antiguo IBB a un pabellón próximo a este jardín.

En 1998 se firmó un nuevo convenio según el cual el IBB pasó a ser un centro mixto formado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Ayuntamiento de Barcelona. En el marco de este nuevo convenio, el CSIC construyó en 2003 un nuevo edificio dentro del nuevo Jardín Botánico, inaugurado en 1999. A partir de este momento, el IBB ha iniciado una nueva etapa con una implicación cada vez mayor del CSIC.