Facebook Twitter Instagram Youtube

Gabinete Salvador

La familia Salvador fue una conocida familia de boticarios y botánicos barceloneses que desarrollaron su labor naturalista entre los siglos XVI y XIX. Llevaron a cabo herborizaciones por la península ibérica y las Islas Baleares, crearon uno de los primeros jardines botánicos de carácter científico en Sant Joan Despí y mantuvieron correspondencia e intercambios de libros y objetos con naturalistas de gran relevancia como Joseph Pitton de Tournefort, James Petiver, Herman Booerhave o los hermanos Jussieu.

Fruto de su intensa actividad científica y cultural los Salvador fueron creando a lo largo de varias generaciones un gabinete científico situado en la rebotica de su antigua farmacia en la esquina de las calles Ample con Fustería. El gabinete estaba formado por una magnífica biblioteca, un herbario (actualmente el más antiguo de España), documentos manuscritos, colecciones de moluscos, fósiles, drogas y varias piezas de vegetales y animales disecados.

En el siglo XIX el gabinete fue trasladado a una masía del Penedès, propiedad de la familia, donde permaneció oculto hasta que Pius Font i Quer logró dar con él en 1923. A raíz de este descubrimiento, las gestiones realizadas desde el Instituto Botánico de Barcelona (IBB) permitieron que entre 1938 y 1945 lo que quedaba del gabinete se trasladara al IBB. Sin embargo, una parte del gabinete aún permanecía perdida. En 2013, gracias a las gestiones para la preparación de la exposición Salvadoriana, el Departamento de Exposiciones del Museu de Ciències Naturals de Barcelona localizó una parte de esta colección hasta entonces desconocida. En el verano de 2013 el Ayuntamiento de Barcelona procedió a su compra y, a continuación, el IBB realizó el traslado a sus instalaciones para reunirla con el resto de la colección.

Actualmente, la visita al Gabinete Salvador original se incluye dentro del recorrido de la exposición temporal Salvadoriana. Por motivos de seguridad y para garantizar su correcta preservación, no está permitida la entrada dentro del Gabinete. Las piezas que lo componen deben ser observadas desde el exterior del cristal que las protege.